OLGA SUBIRÓS STUDIO

Ventanas abiertas

Ventanas abiertasLa exposición colectiva ‘Ara Mateix’, en el Centro de Artes Santa Mònica, produce esa sensación de que se han abierto ventanas, de que existe la creación.

¿Una exposición de arte contemporáneo en formato de vídeos? ¿Y en el malhadado Centro de Artes Santa Mónica? ¿Puede haber algo que suene en principio menos seductor?

Ahora bien: que se unieran los talentos y el criterio artístico de Chus Martínez y Rosa Lleó para comisariar una colectiva de la producción reciente de arte contemporáneo (bajo el título de Ara Mateix) con la formidable inteligencia espacial y la solvencia intelectual de la arquitecta Olga Subirós para volver cálido ese segundo piso del centro artístico… eso ya es un dato positivo a priori para que la visita por lo menos valga la pena. […]

Quizá el lector conozca algo de la trayectoria de las tres mujeres mencionadas: Chus Martínez después de una larga trayectoria que incluye la Documenta de Kassel y un paso fugaz por el MACBA (fugaz, pero suficiente para dejarnos el recuerdo imborrable de algunas exposiciones de otro nivel), ahora dirige una universidad de enseñanza artística en Basilea y es una de las comisarias artísticas más reputadas del mundo; Rosa Lleó no sé si ha abierto ya su nueva galería en las inmediaciones de la plaza de España, pero cuando me la presentaron, hace unos años, dirigía Green Parrot (loro verde), una minúscula sala independiente cuya programación ha sido quizá la más estimulante de Barcelona en los últimos tiempos. Y Olga Subirós, además de sus logros como arquitecta en el sector privado y comisaria de exposiciones (por ejemplo, de la mítica Big Bang Data del CCCB) cuenta sus intervenciones en espacios públicos por proposiciones en sintonía con la contemporaneidad y prospectiva de las exigencias y retos del porvenir inmediato, incluso en tiempos del Covid, cuando se ha encargado del pabellón de Cataluña en la Bienal de Venecia, aplazado a 2021. […]

Si hemos empezado hablando de las comisarias y la arquitecta, en vez de los artistas representados y de sus obras, es el trabajo de éstos queda magníficamente expuesto y realzado gracias a las decisiones de aquellas. Empezando por abrir las ventanas que han permanecido diez años cerradas y dejar entrar luz natural, lo que por cierto no es común en exposiciones de vídeos, y además extendiendo sobre el frío pavimento de piedra una moqueta de color rosado que suaviza el entorno, amortigua las resonancias de las pisadas y aporta una alusión amorosa, un poco carnosa. En cuanto a la calidad de las piezas y su disposición ideal para ponerlas en valor y relacionarlas, ça va de soi.[…]

► cronicaglobal.elespanol.com
Project: Ara mateix

Press


share this post