El País

Segovia, devota del Hay Festival

Press
·
El País
·

La celebración cultural, cuyos días grandes han dado comienzo este jueves, reúne a sus fieles en una inauguración protagonizada por el arte y la tecnología

Iban los fieles de la Virgen de la Fuencisla hacia la catedral de Segovia para encontrarse con su patrona en su día grande, cuando otro grupo de devotos diferente peregrinaba hacia el convento de Santa Cruz la Real, campus de la IE University. Allí se ha celebrado este jueves la inauguración del Hay Festival. El evento cultural ha congregado en el aula magna del espléndido edificio a sus principales promotores, entre ellos su directora, Sheila Cremaschi, o la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, que ha alabado “el optimismo” que traslada este encuentro de pensadores y creadores al mundo de la cultura en general y a Segovia en particular, especialmente durante este tiempo de reclusión pandémica. Este acto oficial ha dado inicio a cuatro días dedicados al arte, la tecnología, la naturaleza y las ideas. […]

La primera jornada de estos días grandes se ha dedicado a la creatividad en el ecosistema digital. Los asistentes a la inauguración han contemplado la pieza Montagne, cent quatorze mille polygones, del artista Joanie Lemercier. […] Esta obra, que forma parte de una muestra mayor, Joanie Lemercier. Paisajes de luz, que se puede visitar en la Fundación Telefónica de Madrid, fue la antesala de una charla protagonizada por el historietista Manuel Bartual, la cantante Bely Basarte, la arquitecta y diseñadora de instalaciones Olga Subirós y la responsable de exposiciones del Espacio Fundación Telefónica, María Brancós. Los cuatro han reflexionado acerca de la tecnología como herramienta creativa, pero también como inspiración.

Tecnología para la creación

Subirós y Brancós recordaron que en muchos casos son los creadores quienes impulsan el desarrollo y el conocimiento de la tecnología al experimentar con esta. La arquitecta ha combinado, junto a estudio 300.000 Km/s, los datos sobre la contaminación del aire que diariamente se recogen en Barcelona para representarlos en una instalación inmersiva. Lleva por título Air y, además de la cuestión estética, de la que se puede disfrutar en la Bienal de Arquitectura de Venecia, plantea herramientas para combatir el cambio climático. “Con la morfología de una ciudad densa como las que tenemos, con edificios muy altos, la contaminación se queda, no se dispersa, es el efecto cañón”, ha explicado Subirós para añadir que los urbanistas desconocen muchos de los factores que influyen en la concentración de la contaminación y que han podido investigar con este proyecto.

Segovia, devota del Hay Festival
Related Project
AIR/ARIA/AIRE

Institut Ramon Llull. Catalonia in Venice

Biennale Architettura Venice 2021

More on this topic
Share
Menu